Desde que el uso del teléfono móvil se fue extendiendo a lo largo y ancho de toda la sociedad, el rumor e incuso la creencia de que éste producía cáncer cerebral se expandía al mismo tiempo.

Ahora, un estudio realizado por investigadores daneses, expertos del Instituto de Epidemiología de Copenhague, desvela que los casos de cáncer en el sistema nervioso central, son los mismos entre personas que han usado el teléfono móvil durante un largo periodo de tiempo, concretamente durante más de 10 años, y los que no lo han utilizado nunca.

De este modo, según esta investigación, los usuarios de estos dispositivos no se hallan más expuestos que los que no lo utilizan a la hora de desarrollara un cáncer cerebral. El estudio se ha llevado a cabo durante 18 años, siendo entonces cuando los investigadores comenzaran a observar de cerca la salud de 350.000 personas, entre las que había usuarios de teléfonos móviles, y personas que nunca tuvieron acceso a los mismos.

Tras este largo periodo de tiempo pudieron aseverar que no se había podido hallar un especial incremento del riesgo de desarrollar este tipo de tumores en el sistema nerviosos central entre estas personas objeto del estudio.

Los autores de la investigación señalan que “el estudio ha permitido investigar los efectos en la gente del uso de teléfonos móviles durante diez años o más, y este uso a largo plazo no estuvo asociado con un mayor riesgo de cáncer”. Lo que si puntualizan es que aun es preciso establecer el efecto del móvil en el caso de los más pequeños, esto es, de los niños.