¿A quién no le ha pasado nunca que se encuentra tranquilamente en su casa descansando y recibe de repente la llamada de unos amigos que se auto invitan a cenar?  Y justo en ese de los pocos días en el que tienes todo hecho un verdadero desastre, ya que pensabas organizarlo todo mañana y por supuesto tus ganas de preparar la cena brillan por su ausencia, y para colmo la despensa no anda muy boyante.

Pues bien, para todos aquellos que alguna vez os halláis encontrado en esta situación, y para a los que os pueda interesar, hoy os dejamos algunas recetas carentes de dificultad que os pueden sacar a más de una de algún que otro apurillo.

BOLAS DE PURÉ DE PATATAS

Ingredientes: 1 ¼ Kg. de patatas, 4 huevos, pan rallado, sal y agua, aceite.

Cocer las patatas peladas y troceadas con sal. Cuando estén cocidas pasarlas por el pasapuré. Batir los 2 huevos como para tortilla e incorporar al puré. Rectificar de sal si es necesario. Formar unas bolitas con las manos, pasarlas por los otros dos huevos batidos y el pan rallado. Freírlas y servir.

CANAPÉS DE FALSA PIZZA

Ingredientes: 1 frasco pequeño de anchoas en aceite, aceitunas negras, salsa de tomate, rebanadas de pan de molde, mantequilla, queso rallado.

La elaboración es idéntica a la de las pizzas, esto es, untamos las rebanadas de pan con la salsa de tomate, le ponemos encima el resto de ingrediente y al horno.

PAN CON TOMATE

Ingredientes: Preferiblemente pan pagés, en su defecto el pan que tengáis a mano, ajo, tomate, aceite y sal.

Tostamos el pan, trituramos un poco el tomate/es con el ajo, deben de quedar trocitos. Lo untamos en el pan y le echamos un chorrito de aceite y sal. Podemos degustarlo así o bien ponerle encima lo que nos parezca como jamón serrano u otro embutido, queso cremoso con anchoas… al gusto.

TORTILLA FRANCESA CON SORPRESA

Ingredientes: Un huevo o dos, para cada comensal; pan de molde, tomates, aceite y sal

En una sartén echamos un poco de aceite, a parte, en un plato batimos los huevos que vayamos a utilizar para cada tortilla (tendremos que hacerla de una en una) lo sazonamos al gusto, cuando el aceite esté caliente echamos el huevo batido, cuando comience a hacerse y antes de darle la vuelta le echamos en la mitad una rebanada de pan de molde previamente untada con tomate, la rodeamos con la tortilla de tal modo que quede oculta en su interior, vuelta y vuelta y lista para servir.