Se acercan las Navidades, y según estudios recientes, los españoles, pese a la crisis, gastarán más este año.

Lo cierto es que la tradición de la celebración de estas fiestas está muy arraigada en este país, siendo este uno de los principales motivos por el que no nos “duele tanto” hacer un gasto extra durante estos días.

No obstante estamos hablando de un moderado aumento del consumo navideño, concretamente del 2 % más respecto al año anterior, al 2010. Cada hogar gastará una media de 668 euros.

Los expertos achacan este prudente cambio a la necesidad de la gente de olvidarse, aunque sea por unos días, de la crisis que nos asola, disfrutando y relajándose un poco, y desconectando de la dura realidad.

También se producirán cambios en cuanto al hábito de consumo, esto es, ahora se buscará más que nunca el regalo útil. La gente buscará regalos útiles a buen precio y dejará a un lado la típica compra impulsiva. En este sentido, los regalos por excelencia de estas navidades serán los perfumes y los productos de cosmética, apareciendo una nueva tendencia, los paquetes de experiencias (salud, estancias, eventos).

Además, el consumidor español continuará prefiriendo la compra presencial (61 %) a la compra por internet (9 %), no obstante utilizarán la red para buscar información sobre los productos y comparar precios. El informe también refleja que en esta ocasión se producirán “ligeros” retrasos en el inicio de las compras navideñas, por lo general comenzarán en la primera quincena de diciembre, e incluso se puede prolongar hasta principios de enero, pasado el día de Reyes, durante las rebajas.