Las creencias sobre lo que es bueno o malo, saludable o no en cuanto a la alimentación del ser humano, varía constantemente, según los estudios y la experiencia que se vaya adquiriendo a lo largo del tiempo.

De este modo ahora hemos podido saber que, según un estudio realizado por investigadores de la Escuela Médica de Harvard, desayunar cereales integrales cada día está asociado con un bajo riesgo se fallo cardíaco, esto es, el consumo de cereales los 7 días de la semana, y según dicha investigación, el riesgo de sufrir cardiopatías se reduce hasta un 28 %.

De igual manera, otro estudio llevado a cabo por Joe Vinson, químico de la Universidad de Scranton en Pensilvania (EE UU), refleja que los cereales contienen enormes cantidades de polifenoles, antioxidantes cuyas cantidades se asemejan a las contenidas en las frutas y verduras, y que tienen además un carácter protector frente a enfermedades cardiacas y el cáncer, entre otras tantas enfermedades.